Noticias

Cómo reducir la accidentalidad en las carreteras españolas

Autor:    Fecha:  26 June 2015

Son muchas las medidas que se han ido tomando para intentar reducir el índice de accidentalidad en nuestras carreteras. Fomentar una conducción responsable, favorecer la construcción de caminos seguros, impartir cursos de conducción segura para coches y motos… Son diferentes soluciones que buscan el mismo resultado: reducir el número de víctimas mortales en nuestro país.

Accidente multiple

*Accidente múltiple en carretera

Conocemos anteriores medidas para intentar acabar con los accidentes viales como el plan estratégico sobre seguridad vial 2005-2008, con el que se consiguieron reducir hasta un 40 % el número de fallecidos, y hasta un 53% en 2010.

Aunque estos datos reflejan una mejora en la accidentalidad de nuestro país, aún no hemos conseguido que se reduzcan tanto como nos gustaría que lo hiciesen. Es por ello, por lo que somos conscientes de la necesidad que existe de crear continuas estrategias sobre seguridad vial que trabajen por convertir estas cifras en los resultados más bajos a nivel europeo.

La última estrategia de seguridad vial fue la del 2011-2020 que se fijó como objetivo de reducir hasta un 40% las siniestros mortales por accidentes y contribuir a la recomendación de la Comisión Europea de reducir a la mitad el número total de víctimas mortales de la Unión Europea para 2020.

Algunos de los objetivos que se pretendían conseguir con esta estrategia son los siguientes:

-Reducir la mortalidad del colectivo de mayores de 64 años ya que se encuentra en un índice superior al de otros grupos

-Reducir los atropellos

-Movilidad más segura en las ciudades para los usuarios más vulnerables

-Mas ciclistas sin que aumente su tasa de mortalidad

-Menor cantidad de motoristas involucrados en accidentes

-Carreteras convencionales que ayuden

-Empresas y cultura de seguridad vial

-Bajar la cantidad de accidentes por alcoholemia

-Velocidad: reducir los excesos

Todos estos objetivos se han ido consiguiendo gracias, en parte, al cambio de comportamiento de los usuarios y conductores. Unos cambios que han fomentado que sean conscientes de las consecuencias de su actitud al volante.

¿Cómo se consigue concienciar a un conductor de su responsabilidad como usuario de la vía? Gracias a una correcta formación basada en cubrir las necesidades educativas básicas a la hora de aprender a conducir. No sólo aprender a desplazarse en coche por la carretera sino aprender a reaccionar ante diferentes imprevistos que puedes encontrarte en la vida real.

Si juntamos los avances que se han conseguido hasta ahora, con nuevas herramientas de formación enfocadas a la educación vial como son los simuladores de automoción, estaremos contribuyendo a alcanzar esa mejora buscada por todos.

En Simumak sabemos que es imposible reducir al 100% el índice de accidentalidad, pero la inclusión de nuevos sistemas innovadores y su implantación como herramientas formativas puede tener resultados muy positivos. Nos ayudan a conseguir unos niveles de seguridad homologables a los países europeos mejor situados en aspectos como uso del cinturón y casco, velocidades medias o consumo de alcohol al volante.