Noticias

Deshidratación: aumento de la accidentalidad

Autor:    Fecha:  29 July 2015

No es la primera vez que escuchamos que hay que descansar cada dos horas cuando estamos conduciendo o que tenemos que beber agua para no deshidratarnos al volante. Tampoco es algo nuevo para nadie saber que cuando se está cansado o agobiado por el calor en un coche, nuestras capacidades de reacción efectiva se reducen y provocan que la posibilidad de sufrir un accidente aumente.

Pero como nunca está de más recordar cómo favorecer la seguridad vial, la Universidad de Laoughborough y el European Hydratation Institute (EHI) han realizado un estudio sobre las consecuencias que sufrimos al conducir bajo altas temperaturas y no hidratarnos de forma adecuada cuando estamos al volante.

Cuando conducimos, nuestro cuerpo reacciona a la deshidratación de forma muy similar a como lo haría si condujésemos estando ebrios. Con este estudio se demostró que las personas que no consumen agua de forma frecuente al volante o presentan una leve deshidratación, cometen el doble de incidentes en el coche. Incidentes como: pisar la línea continua, salidas involuntarias del carril, aceleración y frenazos innecesarios, etc.

 

deshidratacion

¿Por qué aumenta el número de infracciones?

Alguien deshidratado suele sufrir cambios de humor más drásticos al no estar completamente cómodo en el coche por culpa del calor, aumenta la dificultad para concentrarse en la carretera o de mantenerse alerta frente a imprevistos.

La Fundación CEA nos advierte de estos problemas y nos ofrece una serie de remedios para poder afrontarlos sin riesgo. Éstos pueden ser: ventilar el vehículo, llevar gafas de sol, beber líquido, etc. Todas estas soluciones favorecen la disminución de infracciones por parte del conductor pero también deberíamos tener en cuenta otros aspectos ajenos al él que también se ven afectados por las altas temperaturas o viajes largos. Estos aspectos son aquellos que forman parte de las mecánicas del vehículo: revisar los neumáticos, el líquido de frenos, el nivel de aceite, la batería, el aire acondicionado, etc.

Si queremos concienciar a los conductores de las consecuencias reales que pueden sufrir al volante en estas calurosas temporadas del año, debemos ayudarles a resolverlas de la mejor manera posible. En Simumak, gracias a nuestro nuevo Plan Formativo, damos la posibilidad de aprender a conducir con nuestros simuladores enseñando antes cómo se deben revisar correctamente todos estos aspectos vehiculares.

Un conductor siempre tiene que tener presente que la responsabilidad de conducir de forma eficiente y responsable está tanto en sí mismo como en el correcto estado del vehículo que conduce.