TESTIMONIOS DE NUESTROS USUARIOS

Es el simulador el que evalúa 100% al conductor

En México no tenemos la certeza de que toda la gente que venga sepa conducir y es algo muy peligroso porque nos pone en riesgo a todos. Con el simulador, el alumno puede tomarse el tiempo que necesiten para tomar decisiones mientras maneja la herramienta o hasta chocarse 3 y 4 veces sin que sufra un accidente. Al fin de cuentas, el simulador está evaluando 100% al conductor y es él quien decide si aprueba o no.

 

Ver el testimonio completo

Edgar David Valdivia Gómez - Instructor
Instituto de Movilidad (Guanajuato, México)

Me enseñó a reaccionar ante cosas que no podría haber practicado con un coche real

Antes de empezar a usar el simulador de coche pensaba en él como en un videojuego, pero una vez te sientas y lo conduces te das cuenta de que no tiene nada que ver. Era más difícil de lo que pensaba y había ejercicios bastante complicados pero, gracias a poder repetirlos varias veces, aprendí a superarlos y a saber cómo hay que reaccionar si me los encuentro en la vida real.

El simulador nos muestra si los alumnos tienen experiencia o no en la conducción

Las áreas más importantes aquí son los conocimientos que tienen los alumnos en cuanto a la señalización, el manejo del vehículo, etc. Gracias al simulador nos damos cuenta si tienen experiencia en la conducción del vehículo y de los errores en los cuales puede incurrir.

 

Ver el testimonio completo

José Juan Ortega - Jefe de oficina
Instituto de Movilidad (Guanajuato, México)

Necesitas estar muy atento a las instrucciones que te da el simulador

El simulador hace que debas estar muy atento a las instrucciones para poder aprobar el ejercicio y poder validar tu nivel de conducción.

 

Ver el testimonio completo

Efraín Camacho Robles
Instituto de Movilidad (Guanajuato, México)

Incluir un simulador en el proceso de aprendizaje de mis alumnos les ha dado mucha más confianza y seguridad en sí mismos

Ver cómo mis alumnos toman la iniciativa cuando se suben por primera vez en el coche de la autoescuela se lo debo, en parte, a las clases previas que dieron con simulador. Gracias a él, han practicado infinidad de situaciones de mayor o menor dificultad que con un coche real habrían puesto en riesgo su seguridad.

Lo recomiendo muchísimo

Aprender a conducir con un simulador me ha servido mucho para las clases prácticas. Recomiendo a todos los alumnos que, antes de comenzar las prácticas con un coche real, practiquen con un simulador.

Estuvo muy interesante

La verdad es que al principio estaba un poco nerviosa pero como el simulador te explica paso a paso lo que tienes que hacer me resultó más fácil de lo que pensaba. Vas poniendo en práctica lo que te van enseñando. Estuvo muy interesante.

 

Ver el testimonio completo

María José Vallés Ruíz - Alumna
Instituto de Movilidad (Guanajuato, México)

Me sirvió para para aprender los pasos básicos

Practicar con un simulador de coche me ha servido para aprender los pasos básicos que se deben seguir para conducir, haciéndome sentir más cómoda en las clases prácticas. Pero, por otra parte, no tiene nada que ver con un coche real.

Creo que es muy buena experiencia

El simulador te prepara para muchas situaciones que se pueden presentar en la calle y que tú no puedes prever. Creo que es muy buena experiencia.

 

Ver el testimonio completo

Rocío Alfaro Fernandez - Alumna
Instituto de Movilidad (Guanajuato, México)