Simulador de coche Simescar Lite en Autoescuela Billy

Autoescuelas Billy impulsa su negocio con un nuevo simulador de automóvil

Autoescuela Billy, con diversos centros en Madrid, valora la innovación y poder ofrecer el mejor servicio a sus alumnos. Por ello, ha incorporado recientemente un simulador de vehículos ligeros Simescar lite, de Simumak. Con él quiere ofrecer no sólo una formación de calidad superior, también un servicio adicional para nuevos clientes, los aspirantes a oposiciones de chofer en el parque móvil del estado.

Simulador Simescar Lite en Autoescuela Billy, centros de formación vial para la obtención de los permisos B, C y D, en su centro en el Parque de las Avenidas, Madrid. Con el nuevo simulador, los alumnos de Autoescuelas Billy pueden realizar los primeros pasos previos a las prácticas reales, logrando así una transición más suave hacia el vehículo real. Esto aporta más seguridad y, en definitiva, el alumno aprovecha mejor sus horas de prácticas con el coche real.

Oposiciones con simulador

Otra de las ventajas que el simulador Simescar lite aporta para Autoescuelas Billy es que facilita prácticas a los aspirantes a  chófer en las oposiciones al parque móvil del estado. Uno de los exámenes en estas oposiciones se realiza con simulador y en Autoescuelas Billy los aspirantes pueden prepararse mejor y así acudir al examen mejor preparado.

Simulador Simescar Lite en Autoescuela Billy

El simulador Simescar lite de Simumak cuenta con un formato compacto que facilita su instalación en todo tipo de autoescuelas y lo hace asequible a todos los negocios. Con un hardware simplificado que, sin embargo, cuenta con los elementos clave para que se acerque a los mandos del vehículo real, cuenta con un volante que responde en función de la velocidad, el trazado y las prestaciones del vehículo; palanca de cambios, embrague con punto de fricción, palancas para el accionamiento de las luces y los intermitentes, cinturón de seguridad con sensor y bocina.

A través de un avanzado SW de simulación, igual al disponible en cabinas de simulación más equipadas, el alumno puede navegar a través de un plan formativo autogestionado con ejercicios de nivel de dificultad creciente. Estos ejercicios contienen distintas prácticas para conocer los mandos, practicar maniobras, aparcamiento, adelantamientos, e incluso conducción con climatología adversa.



EnglishSpanish