Los beneficios de la realidad virtual para la formación con simuladores

La realidad virtual se ha convertido en los últimos años en una herramienta versátil para ofrecer experiencias más realistas a los usuarios. Entre los sectores que se benefician de esta tecnología destaca el de la formación, dado que la realidad virtual presenta numerosas ventajas para desarrollar técnicas y programas de aprendizaje. Los principales beneficios que ofrece en este ámbito son:

Inmersión total

La ventaja más conocida de la realidad virtual es, probablemente, su capacidad de sumergir a los usuarios en un entorno altamente realista, con una inmersión y credibilidad cercanas a las de una experiencia real.

Mayor flexibilidad

El hecho de poder recrear infinidad de situaciones y elementos en un ambiente virtual otorga a la formación práctica un nivel de flexibilidad mucho mayor que cuando se necesitan incorporar elementos reales. Esto además hace posible el abaratamiento de costes a la hora de practicar en diferentes escenarios.

Mejora en la comprensión

En algunas ocasiones se hace difícil lograr la comprensión total de un concepto, especialmente si este es muy abstracto o complejo. Mostrarlo en todas sus dimensiones con la realidad virtual puede facilitar su entendimiento y correcto procesamiento. Además lo que se experimenta se suele recordar por más tiempo y con mejor claridad que lo que otra persona nos cuenta, por lo que las lecciones de realidad virtual suelen crear conocimientos más estables y duraderos en el tiempo.

simulador-de-carretilla-elevadora-logsim-avr-incluye-realidad-virtual

El simulador de carretilla elevadora LOGSIM AVR incluye realidad virtual.

Aprendizaje práctico y sin riesgos

Los sistemas de formación virtual posibilitan aprender haciendo, a través de la simulación práctica, sin que existan riesgos ni consecuencias cuando se cometen errores que en la vida real podrían desencadenar graves accidentes o altos costes. El experimentar, aunque sea virtualmente, las consecuencias de cometer un acto negligente predisponen al alumno de manera mucho más eficaz que cuando simplemente se le explican las implicaciones. Además, la realidad virtual permite ensayar el protocolo de resolución de los problemas innumerables veces, en un entorno seguro y siguiendo diferentes procedimientos.

En Simumak combinamos la realidad virtual con nuestras soluciones de simulación para complementar la formación tradicional de conductores y operarios.

Nuestros sistemas de visión de realidad virtual utilizan sensores inerciales y de posicionamiento capaces de determinar dónde está el usuario en cada momento y hacia donde mira. De este modo podemos mostrarle constantemente una imagen adaptada, asegurándonos de que no hay ángulos muertos. Además, mediante la proyección de imágenes diferentes para cada ojo, conseguimos generar una ilusión de tridimensionalidad que aporta aún más autenticidad a la experiencia.

Gracias al uso de realidad virtual en nuestros simuladores incrementamos el realismo de la experiencia de los usuarios, consiguiendo que sus reacciones sean lo más cercanas posibles a la realidad, afianzando los conocimientos que adquieren y optimizando el proceso de aprendizaje.