Simuladores y formación inmersiva virtual: soluciones seguras ante la COVID-19

Innovar también es buscar nuevas aplicaciones a soluciones contrastadas y, en un escenario social que ha cambiado de forma repentina con la expansión mundial de la COVID-19, la distancia entre las personas se ha convertido en algo que antes evitábamos y ahora la realidad impone. Por eso se aprecia en estos tiempos la capacidad que los simuladores de Simumak tienen de facilitar una formación autogestionada con la que se puede ofrecer más seguridad en la formación vial o para el manejo de maquinaria minera y de construcción.

El ámbito de la formación está entre los sectores que probablemente más se van a resentir puesto que fue de los primeros en verse obligado a parar y no es extraño que retome su actividad de los últimos, por el contacto que implica entre los asistentes. Además, es probable que incorporemos en nuestra realidad de manera permanente nuevos procesos de seguridad y prevención derivados de esta situación sanitaria.

Desde Simumak, en colaboración con everis, trabajamos para ayudar a esa mejora de la situación con las soluciones tecnológicas que facilitan mantener una formación de calidad, llave para progresar, en la línea de los nuevos requerimientos de distanciamiento social.

Simulación manteniendo la distancia de seguridad

Una de las ventajas competitivas de nuestros simuladores es la facilidad para diseñar un plan formativo a medida y autogestionado. Este plan formativo permite un uso independiente del simulador respetando las medidas de distanciamiento social que la nueva situación requerirá, es decir, el alumno puede acceder a un aula y entrenar de manera autónoma los ejercicios diseñados a medida y programados, sin contacto directo con un instructor en el mismo vehículo o máquina.

El ecosistema de Simulación recoge en detalle el desempeño del alumno y su instructor recibe un completo reporte. Pero no está solo, durante toda la formación cuenta con la comunicación por audio y vídeo con su instructor, que se sitúa en un puesto de control en otra habitación.

Entre alumno y alumno, en el aula se realiza fácilmente la desinfección completa del simulador.

Un mundo virtual más seguro

Nuestra Aula de Formación Inmersiva (AFI) es también una importante herramienta para realizar una formación en un entorno virtual seguro, ya que facilita prácticas sin la necesidad de reunir al grupo de alumnos sobre un mismo elemento didáctico. Cada uno puede ver en el entorno virtual cualquier elemento, en sus gafas, respetando las distancias y sin perder calidad en la formación.

Además de estas medidas de seguridad, el principal elemento diferencial del AFI de Simumak es que para cada cliente se diseña a medida un plan formativo virtual que los alumnos experimentan con el apoyo de unas gafas de realidad virtual.

El instructor puede compartir su exposición apoyado en el modelo virtual que todos ven a la vez en sus gafas, y, posteriormente, una vez los alumnos pasan al módulo de prácticas individuales, también puede ir entrando individualmente en cada práctica para ver el progreso de cada alumno.

Además, y para favorecer el uso de AFI también en la formación a distancia, Simumak trabaja para extender este formato a uno multiplataforma, algo que en este momento ya es posible en formato 2D sobre pantalla en cualquier dispositivo. En breve estará también disponible para el trabajo con las gafas 3D desde casa, potenciando así la formación a distancia con la máxima calidad. Se posibilita, de este modo, formaciones hasta ahora impensables de realizar a distancia, como son prácticas sobre motores industriales, cada alumno en su domicilio.